El periodismo en el cine: La profesión de la verdad

Debido a que es un texto un poquito largo lo divido en tres entradas.

Parte I:

El cine se ha encargado de plasmar en la pantalla grande muchas profesiones, y aunque el cine de ficción permite el uso de la imaginación, tanto los guionistas como los directores acuden a la realidad (en su significado estricto) para describir a sus personajes y las situaciones a las que estos se enfrentan. En esta ocasión hablaremos del rol de los periodistas en el séptimo arte, para este fin se seleccionaron tres películas: “In my Country”, “Veronica Guerin” y “Cry for freedom”, películas basadas en hechos reales, donde el papel de los periodistas ocupa un lugar destacado.

Antes de profundizar en la caracterización de los periodistas desde cada una de las películas, me permito hacer una breve introducción de los tres filmes. “In my country” fue dirigida por John Boorman en el 2004, en ella se narra la historia de una poeta sudafricana, Ana, y un periodista americano, Langston, durante las audiencias de la “comisión para la verdad y la reconciliación” llevadas a cabo tras el apartheid en Sudáfrica.

“Veronica Guerin” es un filme del 2003 dirigido por Joel Schumacher, cuenta la vida de Verónica, un periodista irlandesa que se interesó por el trafico de drogas en su país, llevando a cabo un trabajo profundo de investigación que eventualmente le costaría su vida, pero que  impulsaría un movimiento social en contra de las drogas y una reforma legal de la constitución de Irlanda.

Richard Attenborough dirigió “Cry for freedom” en 1987, esta película relata la amistad entre Donald Woods, periodista sudafricano de raza blanca, y Steve Biko, un activista anti-apartheid de raza negra. Los protagonistas empiezan a trabajar para que la gente busque la igualdad de derechos, pero Biko muere tras ser capturado por la policía, este hecho impulsa a Woods a escribir y querer publicar la historia de su amigo,  pero el sistema político de Sudáfrica se lo impide, obligándolo a buscar asilo político en Inglaterra junto a su familia.

En cuanto al planteamiento de las historias, estas se caracterizan por tener un final cerrado, todos los cuestionamientos con los que inician son resueltos al final de la misma. La estructura narrativa en “In my country” y “Cry for freedom” son lineales, hay un inicio (arranque o planteamiento) donde se presentan los personajes, los escenarios y los conflictos, un nudo (o confrontación) donde se desarrolla el problema y se genera el punto más alto de tensión en la historia (Climax) y el desenlace, donde los problemas son resueltos; “Veronica Guerin”, por su parte, presenta una estructura circular, inicia y termina en el mismo punto, la muerte de la periodista.

Teniendo claro el manejo narrativo dado en las películas y las historias que estas contemplan, podemos empezar a caracterizar a los periodistas. Para este fin, planteo cuatro puntos neurálgicos que atraviesan las tres tramas y se conectan con la realidad, cubriendo gran parte del accionar del periodista: Los diferentes estilos periodísticos y su repercusión en el público; el periodista (y los mass media) como legitimador de verdad; el periodista como movilizador social; y el periodismo como una profesión de alto riesgo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s